Recuperamos la normalidad tras los casos de rino

22 febrero, 2019
Nunca Se Sabe Racing Club – Elzaam & Face to Face
6 diciembre, 2018
Gemela de Torreduero en el GP de Nacionales de Dos Hermanas
25 febrero, 2019
 

Desde el día 27 de enero y hasta el 1 de febrero (durante seis días) se registraron cinco abortos consecutivos en la finca que Torreduero tiene alquilada al municipio de Siete Iglesias de Trabancos, a unos 40 kilómetros del establecimiento base de Torrecilla de la Abadesa. En dicha finca había catorce yeguas en avanzado estado de gestación, todas con comportamientos normales y con aspecto de buena salud. Ninguna de las yeguas que perdieron a sus potros mostró síntomas de enfermedad antes de abortar, y todas se encuentran perfectamente después del suceso.

Evidentemente, al producirse el tercero de los abortos ya se procedió al cierre de todas las instalaciones de Torreduero por precaución, a la activación del protocolo de bioseguridad y a realizar las analíticas correspondientes a las yeguas y necropsias a los fetos. En dos de estos fetos el laboratorio identificó la presencia de los virus EHV1 y EHV4 de la rinoneumonitis.

Conocido este dato, se puso rápidamente en conocimiento de la autoridad correspondiente, la Dirección de Ganadería de la Comunidad de Castilla y León, que levantó acta de inspección el 12 de febrero y decretó 28 días de cuarentena desde esa fecha.

Por petición de la propia Dirección de Ganadería, Yeguada Torreduero no publicó el comunicado que ya tenía preparado y se limitó a informar particularmente a las partes interesadas. Ya habían sido informados, entre otros, los clientes y también el Hipódromo de La Zarzuela, y se procedió a informar entonces a los criadores a través de su asociación.

Los ejemplares de Torreduero se encuentran distribuidos en cuatro establecimientos (uno en Asturias, dos en Castilla y León y uno en Madrid), y todas las analíticas realizadas fuera de la finca afectada de Siete Iglesias han arrojado resultados normales, y negativos en rinoneumonmitis. Por ello, la actividad en el interior de las fincas es normal, aunque se mantienen todas las medidas sanitarias del protocolo, y la temporada de nacimientos y de monta de sementales ha comenzado con total normalidad. Afortunadamente ningún ejemplar ha requerido cuidados especiales, y obviamente no ha fallecido yegua alguna. Tampoco es cierto que un lote de potros hubiera viajado recientemente desde Torreduero al hipódromo de Madrid, ni a cualquier otro. El último desplazamiento de caballos a La Zarzuela fue el 15 de enero, doce días antes de que se registrara el primero de los abortos, como bien se señala en el comunicado hecho público por el hipódromo.

No obstante, no es verdad que Torreduero remitiera a HZ un "comunicado" el viernes 15 de febrero, ni que fuera ese día cuando Torreduero informó al hipódromo madrileño de la situación que le afecta, ya que esto se hizo varios días atrás, tan pronto como se conocieron los resultados de los análisis positivos, lo cual se puso en conocimiento del servicio veterinario oficial de HZ. El viernes 15 el director de Carreras de HZ solicitó vía telefónica que se le enviara desde Torreduero un email explicando la situación (que ya conocía), y esto fue lo que se hizo desde Torreduero.

Así pues, se ha actuado en todo momento como es debido, la situación está monitorizada por la autoridad competente y el problema suscitado se ha circunscrito a la finca de Siete Iglesias de Trabanco, que fue inspeccionada de nuevo el lunes 18 por personal de la Comunidad de Castilla y León. Sobre todas las cosas, lamentamos las molestias causadas a algunos de nuestros clientes por esta desagradable contingencia y solo esperamos superar totalmente este triste episodio en los próximos días sin más incidencias.